OCTUBRE #003

Alex Nogués Otero


 
MILAGROS FONÉTICOS

Nació en un pueblo cerca de uelva. Sus padres, descendientes azules, nobles y condes, quisieron evitarle el trauma que ellos habían sufrido. Torturados, tal que avergonzados por sus nombres extensísimos, evitaban todo contacto social. Odiaban pronunciarse. Estaba Gustavo Alejandro Alberto de Saldívar ernández, María Soledad ernández de la Vega ermosa; y el pequeño Juan José Francisco de Gutiérrez.
ubo un pacto familiar: al próximo descendiente le pondrían un apelativo corto, de una sola palabra, tal vez de una sola sílaba. Quizás, de una sola letra.
El día llegó. Una quiniela. Letra al azar.
3 años. ¿Cómo te llamas? [silencio]
4 años. Y qué niño tan guapo, ¿cómo te llamas? [silencio]
10 años. Ya eres muy mayor. ¿Pero qué te cuesta decir tu nombre? ¡abla! [silencio]
Médicos, especialistas, acupuntores y curanderos. El remedio de la abuela: ¡Este niño necesita un cambio de aires!
Avión y destino. Pisó suelo inglés y como si nada pronunció un Hi! I’m H.

Texto: Puig Ventura

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Aviso:

    Licencia Creative Commons


    Todas las obras contenidas en este blog están bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 Unported.

  • Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

    Únete a otros 51 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: