Febrero 2013

Hombre_cojoLa quebrada danza
 
 
 
 
 

Giro en la pista. La música revienta en mis oídos y se derrocha en una infinidad de vibraciones que irrumpe en mis músculos. Mi novia no está. Debe haber transcurrido una hora o quizá hora y media. Los graves laten en mi sien. Mis pies se deslizan por el suelo resbaladizo mientras defiendo el vaso con crueldad, manteniéndolo pegado a mi pecho. No sé cuantas copas van. A mí alrededor el tumulto se ensancha, abriendo un hueco conmigo en el centro; tal vez, mis perturbados pasos molestan.

El ritmo excita mis sentidos y les proporciona un lugar donde no pensar. Seguramente, el alcohol ayuda. ¿Por qué no ha aparecido? ¡En nuestro vigésimo aniversario! Camino borracho de movimientos, tropiezo con cuerpos que no reconozco y me asalta la cólera, pero un estruendoso sonido de percusión me levanta en su cresta y vuelvo a sumergirme en un remolino de sacudidas más o menos musicales.

Las parejas se aprietan entre sí. Me regodeo en su contemplación con el libido alterado por la mezcla de ginebra y desengaño. Uno cualquiera se me encara. Lleva el rostro pintado de violencia pero sus palabras perecen por el peso de la música. Puede que un buen puñetazo rompa mi sed de desgracias. Su chica le retiene y lo aparta, y me deja de nuevo ante mí mismo, y el recuerdo de que una vez ella existió.

Vuelvo a mover las caderas como si quisiera partírmelas. Ahogo una arcada. Y al regresar al estómago, la repugnante náusea me marea. ¿Qué hago yo entre este gentío? Se retuerce al compás de los altavoces con brazos que contorsionan arriba y abajo, y cabezas que oscilan de forma anárquica. Suelto la copa y me dejo vencer, espalda abajo, hasta sentarme. En el muslo me hiere la diminuta caja, aún escondida en el bolsillo. La saco y la abro. Y el brillante aparece para acusarme de mis cobardías. Debí pedírselo antes.


Foto: Noemí López Texto: Ezequiel Teodoro


caminosprohibidosEn rojo

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Está prohibido avanzar. Detente un instante para mirar al cielo y ver la estela del viaje de otros como un sueño que te transportará a cualquier parte. Detente y contempla la belleza de una silueta recortada sobre el contraluz de la desvaída luz de una tarde que se acerca soñolienta a su escondite secreto, detrás del horizonte. Estar prohibido avanzar sin darse cuenta de cuánta belleza dejamos de mirar a nuestro lado. Prohibido.


Foto: Noemí López Texto: Antonia Toscano López

eskua-txikotaEl ocho
 
 
 
 

La tramontana ruge feroz y los cabos sueltos aletean como un látigo errante. El aparejo cruje sobre la cabeza de Z .Entre las manos el cabo verde . La monitora adolescente es impaciente y les ha dado diez minutos para hacer un ocho. Ha soltado la orden como el silbido del látigo que sobrevuela sobre sus cabezas y les ha dejado solos a su suerte.

“Y van diez, puto ocho” y el cabo se vuelve a escurrir entre los dedos.”

“Prueba tu”. Z le pasa el cordaje a su compañero de tripulación.

Solo son dos por embarcación. Tres pueden ser multitud.

Z mira a su alrededor. Ha amanecido un día llorón y ventoso. “Malo mula”, piensa para sus adentros. En el puerto los barcos amarrados en las dársenas se cimbrean y oscilan al son del vendaval y de la resaca marina.

“ Esta tía está loca perdida, un día como hoy y nos saca” Pero el miedo puede más que la razón y se pone a observar a su acompañante.

“Te sale o ¿qué?” El compañero desesperado niega con la cabeza. Diez intentos y ninguno bueno. Maldita cuerdecita verde!
De la caseta del club náutica sale ella. Al abrir la puerta se ha activado un resorte en su interior que la impele a una velocidad extraordinaria hacia los dos grumetillos de pacotilla. Los dos temblorosos hacen un nudo ruin y zafio que desafía a la náutica más elemental. Ella lo percibe con sus dos maléficos ojillos a medio camino. Entonces abre la boca y ruge como una bestia feroz. “Nudo de ocho, inútiles!!” Y rugió y rugió, hasta que a la tramontana se asemejó.


Foto:Joseba Barrenetxea Texto: Sonia Martin

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Aviso:

    Licencia Creative Commons


    Todas las obras contenidas en este blog están bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 Unported.

  • septiembre 2017
    L M X J V S D
    « Abr    
     123
    45678910
    11121314151617
    18192021222324
    252627282930  
  • Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

    Únete a otros 51 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: