Marzo 2014

 

laplazaLa plaza

 

 

 

 

 

 

El anciano observaba el suelo de la calle con fijeza. Toda su vida estaba allí, en esa plazoleta. Sus zapatos de colegio, saltando las baldosas. Recogiendo del suelo el pendiente que su mujer había perdido durante la boda. Los apresurados pasos para ir al hospital, donde abrieron los ojos por primera vez sus hijos y nietos. La música rasgada de las ruedas de sus cochecitos, y después sus pequeños pasos vacilantes, sus carreras, sus rodillas raspadas. De repente aparecen los pasos de su nieta adolescente con sus deportivas rojas, mirando el pavimento, como si tratara de encontrar un paseo de ladrillos amarillos, tal vez para encontrarse con un león, un espantapájaros y un hombre de hojalata.


Foto: Noemí López Texto: Chelo Cadavid

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Aviso:

    Licencia Creative Commons


    Todas las obras contenidas en este blog están bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 Unported.

  • julio 2017
    L M X J V S D
    « Abr    
     12
    3456789
    10111213141516
    17181920212223
    24252627282930
    31  
  • Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

    Únete a otros 51 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: